traductor

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Amante

LA AMANTE





¡Está, la noche que se incendiará su cuerpo!
El desafío de lo prohibido trae frecuentes encuentros
los anocheceres… se llenan plenos de ambrosías
Una vez más la noche de los amantes se vuelve loca
Y los pezones son tersos como los brotes
Y los pechos alzados, ¡derechos! Como campanarios
No digas ya, nunca más, volverás –él lo afirma-
Apoyada al cristal, él la posee,
y ella no puede evitar cerrar los ojos
él, la aprieta,  hasta llegar a besar su pelo rizado
se despoja de rastrojos, como ella de castidad,
de las calles azules,  y adoquines,
de los vientos acanalados grises
¡Oh, bebe, bebe!, que es más que sed
 es  más que una agonía,
¡déjame a mí, beber de tu fuente!


Nuria.

registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.





No hay comentarios:

Publicar un comentario