traductor

sábado, 14 de marzo de 2015

SEREMOS INFINITOS


Cuando seas un gameto, y te formes…
Cuando la belleza entre nitidez te asome…
Porqué así te forjarás, sin sombras ni humos
te mostraré la luz, para que fluyas en mí.

Cuando a la sombra se le difuminaron los dientes
y el sol estiraba en llamas sus anaranjados rayos 
continuas correteando por mi frente sin grilletes
¡Como cobran vida… mis fantásticas locuras!

Dos orillas inventadas, sin sombras ni humos
dos orillas de diferentes continentes
andando los dos juntos. ¿Seremos infinitos?

¿Si se adhiere tu piel a mis secretos, serás mío?
¿Se asusta el humo, la mentira, y la espina acaso?
porque en todo eso me encontraras, amor....


Nuria.



sábado, 28 de febrero de 2015

AUREAS

AUREAS




Desde el calor de mis sueños, te pienso,
por la mañana, entre auras y el alba plateada
que desciende lánguida, como es ella, lánguida
y entre camas y cojines dejáis vuestra pereza armónica.

De tus costumbres amo, la embriaguez del humo
hurto el broche que abre las noches de ambrosias
para que se deslicen sabores de tú entrepierna
de canela, es el último que recuerdo.

La tapia del jardín, donde se apoyan los naranjos…
Van regando y esparciendo aromas de azahares
donde entran por los canales de tus rizos.

Y blandamente los nocturnos astros de deslizan
la noche se escurre lánguida, como es ella lánguida
para despertar… rebosante de eróticos sueños.


Nuria.

miércoles, 28 de enero de 2015

CIÉNEGA

CIÉNEGA
Usted es el dueño de mis recónditas hondonadas
de todos los oleajes que ondean por mis piernas
quiero exhalar cuanto se detengan en mis verdades
y revolcarnos, y planear la impúdica noche
encontrar su negro pelo entre mis piernas
levitar, mientras usted se apodera de mi perla
en noches donde no aniden los deseos místicos
noches de Ciénegas, entre su desnudez y la mía
y que me ofrezca el lirio sin corolas, ni frenillo,
yo, le otorgo mis dos senos, los brote de mis pezones
jugar en el barrizal desnudos, sin recatos, ni pecados
allí…donde se da una recompensa a quien portee el sol,
y nos encuentren las alboradas libertinas.
Nuria
registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.

miércoles, 14 de enero de 2015

DON PEDRO

DON PEDRO
Hay don pedro…
Como le explicaría yo hoy, que mi tristeza no se ve
Y sus palabras fueron taladradoras en mi alma
Que las mujeres tenemos todo el derecho a vender y vocear
Sobre todo cuando lo que vender se puede malear,
como las verduras y el pubis
Hay don Pedro…
Hoy…quisiera explicarle mi dolor
Como una niña rosada se volvió grisácea
Como una flor no advirtió que no le dolía el corazón
Y acabó agachándose poco a poco de dolor
Hoy, nacen miles de astros negros
No me mire con la ignorancia de, “aquí no pasa nada”
Si acabé yo arrastrándome aún más al fango
Que feliz el infeliz que aún no se dio cuenta de la crueldad de la vida
Aquí no hay paraíso, hasta que usted visite el jardín botánico
Entonces cuélese en la corteza de un árbol ellos hablan de sus milenarios días
Y no hunda más las voces en las heridas del ardor
O mejor regaléme una palabra de amor
Don Pedro.
Nuria.
registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Tanta Dicha

TANTA DICHA

Cuando en este corazón desaparezca el dolor
Entonces… desearé un viento nuevo
y en cada brisa un sentir lozano

que se acorruque despacio, en silencio
que se escuchen dos latidos en un mismo acorde

y si llega...con ansias nuevas cuidaré como un tesoro.

elevo mis manos al cielo, para rogarle una estela,
que acune diariamente mi inhóspito corazón
en la desvalida alma, ¡mi alma!


Y si alguien no entiende como se pierde el amor...
Que pise en silencio, sin alboroto,
y que nunca le lleguen ahogos de llanto
y susurre cada día al corazón navegante,
tanta dicha.
Nuria.

registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Amante

LA AMANTE





¡Está, la noche que se incendiará su cuerpo!
El desafío de lo prohibido trae frecuentes encuentros
los anocheceres… se llenan plenos de ambrosías
Una vez más la noche de los amantes se vuelve loca
Y los pezones son tersos como los brotes
Y los pechos alzados, ¡derechos! Como campanarios
No digas ya, nunca más, volverás –él lo afirma-
Apoyada al cristal, él la posee,
y ella no puede evitar cerrar los ojos
él, la aprieta,  hasta llegar a besar su pelo rizado
se despoja de rastrojos, como ella de castidad,
de las calles azules,  y adoquines,
de los vientos acanalados grises
¡Oh, bebe, bebe!, que es más que sed
 es  más que una agonía,
¡déjame a mí, beber de tu fuente!


Nuria.

registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.