traductor

miércoles, 21 de febrero de 2018

Tú me pediste el olvido
Hemos acordado que nos vamos a prescindir
Tú, que vivías en mis ventanales lluviosos,
aguardándote en la tormenta de la memoria...
Eres ahora un canal vació y encarcelado.
Extraviando tu nombre en barriles vacíos
de tanta inseguridad, se me desactivaron los latidos,
mis ojos los encuentro a lo lejos sin pupilas…
Son…Un hormiguero después de la lluvia.
Me río de tu pelo negro de náufrago herido
de avisperos que taladraban cerebros
y me doy cuenta de que ahora el olvido,
es próximo al declive.
Ahora serás un alma transferible para otra,
Burlesco, anónimo, hijos del anonimato
yo desnuda, y con menos peso... ya no te busco
que vacía encontré tu alma.
Nuria.

domingo, 18 de febrero de 2018


Tú y Yo
Como si un gran resplandor nos alcanzara.
nuestros cuerpos famélicos eran el mismo retrato del hambre
Despojándonos en llamas, se quemaba hasta el mismo infierno.
Era…como cuando una grandeza te acoge y te realza…
Grandes e inmensos brillos me cobijaban en tu negro pelo,
como si la mas frondosa de las selvas me acogiera
tu olor a cedro, pino o cerezo brotaba de tu cuerpo. Esencia
en la oscuridad de la noche desbordados como dos torrentes.
La descarga era un grito, vértigos de grandes horizontes
desbandada de pájaros azotando noches hambrientas
hasta el signo del más se escondía avergonzada en el menos
Y resbalaban por mis piernas tan dulces manjares…
que así aprendimos el placer de los ocasos.
Acechándonos estructuras de arcillas, rotas por amor.
Nuria.

sábado, 14 de marzo de 2015

SEREMOS INFINITOS


Cuando seas un gameto, y te formes…
Cuando la belleza entre nitidez te asome…
Porqué así te forjarás, sin sombras ni humos
te mostraré la luz, para que fluyas en mí.

Cuando a la sombra se le difuminaron los dientes
y el sol estiraba en llamas sus anaranjados rayos 
continuas correteando por mi frente sin grilletes
¡Como cobran vida… mis fantásticas locuras!

Dos orillas inventadas, sin sombras ni humos
dos orillas de diferentes continentes
andando los dos juntos. ¿Seremos infinitos?

¿Si se adhiere tu piel a mis secretos, serás mío?
¿Se asusta el humo, la mentira, y la espina acaso?
porque en todo eso me encontraras, amor....


Nuria.



sábado, 28 de febrero de 2015

AUREAS

AUREAS




Desde el calor de mis sueños, te pienso,
por la mañana, entre auras y el alba plateada
que desciende lánguida, como es ella, lánguida
y entre camas y cojines dejáis vuestra pereza armónica.

De tus costumbres amo, la embriaguez del humo
hurto el broche que abre las noches de ambrosias
para que se deslicen sabores de tú entrepierna
de canela, es el último que recuerdo.

La tapia del jardín, donde se apoyan los naranjos…
Van regando y esparciendo aromas de azahares
donde entran por los canales de tus rizos.

Y blandamente los nocturnos astros de deslizan
la noche se escurre lánguida, como es ella lánguida
para despertar… rebosante de eróticos sueños.


Nuria.

miércoles, 28 de enero de 2015

CIÉNEGA

CIÉNEGA
Usted es el dueño de mis recónditas hondonadas
de todos los oleajes que ondean por mis piernas
quiero exhalar cuanto se detengan en mis verdades
y revolcarnos, y planear la impúdica noche
encontrar su negro pelo entre mis piernas
levitar, mientras usted se apodera de mi perla
en noches donde no aniden los deseos místicos
noches de Ciénegas, entre su desnudez y la mía
y que me ofrezca el lirio sin corolas, ni frenillo,
yo, le otorgo mis dos senos, los brote de mis pezones
jugar en el barrizal desnudos, sin recatos, ni pecados
allí…donde se da una recompensa a quien portee el sol,
y nos encuentren las alboradas libertinas.
Nuria
registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.

miércoles, 14 de enero de 2015

DON PEDRO

DON PEDRO
Hay don pedro…
Como le explicaría yo hoy, que mi tristeza no se ve
Y sus palabras fueron taladradoras en mi alma
Que las mujeres tenemos todo el derecho a vender y vocear
Sobre todo cuando lo que vender se puede malear,
como las verduras y el pubis
Hay don Pedro…
Hoy…quisiera explicarle mi dolor
Como una niña rosada se volvió grisácea
Como una flor no advirtió que le dolía el corazón
Y acabó agachándose poco a poco de dolor
Hoy, nacen miles de astros plateados
No me mire con la ignorancia de, “aquí no pasa nada”
Si acabé yo arrastrándome aún más al fango
Que feliz el infeliz que aún no se dio cuenta de la crueldad de la vida
Aquí no hay paraíso, hasta que usted visite el jardín botánico
Entonces cuélese en la corteza de un árbol ellos hablan de sus milenarios días
Y no hunda más su arrogancia en las heridas del corazón
O mejor regáleme una palabra de amor
Don Pedro.
Nuria.
registrada con éxito con MyFreeCopyright.com.